Macarons

DSC_0648

Los Macarons son las galletas tradicionales francesas. Crujientes por fuera y suaves por dentro.

Estos los encontré en una pastelería especializada en macarons en el barrio de Montmartre.

Originario de Italia, el Macaron pasó a Francia en el renacimiento a manos de Catalina de Medicis.

Al principio este dulce constaba de una única cara y después se sirvieron de dos en dos con relleno de mermelada,licores y especias.

En 1880 se empezó a crear el Macaron que conocemos en la actualidad  y a servirse  en los salones de te más chic de Paris.

 Van modificándose y evolucionando hasta ahora que se sirven las variantes más tradicionales como otras combinaciones más innovadoras de diferentes sabores; melocotón, lima, praliné, café, naranja, caramelo, avellana, champán, etcétera.

Los macarons cada vez tienen más adeptos y están más de moda en todo el mundo. Son tan irresistibles que no tendrás más remedio que repetir.

Los macarons son regalo ideal para un anfitrión exquisito. No te equivocaras. Ideal para cualquier sobremesa.

RECETA MACARON BÁSICO

Una vez que se domina esta receta, ya se puede crear casi cualquier combinación de colores y sabores.

  • 200 g de azúcar glas
  • 100 g de almendras molidas
  • 120-125 g de claras de huevo ( unos tres huevos)
  • una pizca de sal
  • 40 g de azúcar extrafino
  • una manga pastelera con boquilla de 1cm
  • 2 bandejas de horno, forradas con papel de hornear no adherente.
  1. Poner el azúcar glasé y  las almendras en un bol de robot de cocina ( o batidora eléctrica) y mezclar 30 segundos hasta que se amalgame todo. Reservar
  2.  Echar las claras de huevo en una fuente limpia y seca. Añadir la sal y batirlas a punto de nieve con las varillas o con la batidora eléctrica.
  3.  Seguir batiendo a media potencia mientras se  agrega el azúcar extrafino a cucharadas. Mezclar bien tras cada adición para asegurarse de que se incorpora del todo antes de la siguiente cucharada. La mezcla ha de ser compacta, blanca y brillante.
  4. En este punto ha de añadirse la pasta colorante empleada. Hundir un palillo en la pasta y remover en la masa, insistiendo hasta que el color se reparta bien.
  5. Con una cuchara grande de metal, incorporar la mezcla de azúcar y almendras a las claras de huevo.
  6. El preparado ha de quedar totalmente homogéneo y sin grumos; esto puede llevar 1 minuto. Cuando este listo,debería desprenderse de la cuchara para formar una masa fundida tersa.
  7. Llenar la manga pastelera y formar círculos del mismo tamaño ( de unos 5 cm de diámetro) en las bandejas de horno preparadas.
  8. Sobre la mesa de trabajo, elimine cualquier burbuja de aire del fondo de las bandejas con un golpe seco.
  9. Dejar reposar 15 minutos como mínimo y 1 hora como máximo, hasta que los macarons se asienten y formen una cáscara seca. No deberían resultar pegajosos y húmedos al tacto.
  10. Precalentar el horno a 170ºc.
  11. Hornear los macarons en el estante medio del horno, una bandeja cada vez, durante 10 minutos. La capa superior debería quedar crujiente y la de abajo seca. Dejar enfriar en la bandeja del horno.

Da para 40 bases, es decir, 20 macarons rellenos de tamaño regular.

4

 

consejos para triunfar

  • Pese con cuidado los ingredientes, téngalos a temperatura ambiente. Recubra bien las bandejas de horno con papel vegetal de hornear.
  • Es más fácil retorcer la manga justo por encima de la boquilla. Para rellenarla, se mete en el bol abierta por arriba y se vierte la mezcla directamente sin usar cuchara.
  • Si quiere asegurarse de que las bases son iguales, emplee un molde para galletas como guía. Dibuje 20 círculos iguales con el molde sobre el papel vegetal, vuélcalo del revés y deposite la mezcla sobre cada círculo.
  • Tras dar forma a los círculos y unos golpecitos a las bandejas, deje asentar los macarons crudos 15 minutos como mínimo y 1 hora como máximo, para que se sequen. Es un momento crucial si quiere que la superficie sea brillante y tersa y los macarons adquieran su característica base rugosa al salir del horno.
  • No hay dos hornos iguales, así que ajuste bien la temperatura, o si no,mueva la bandeja a mitad de cocción en el caso de que el horno caliente más por algunos sitios.
  • Una vez horneados, enfriados y rellenos, tape los macarons y déjelos reposar en el frigorífico o en un lugar fresco durante 30 minutos antes de servir.
  • ¡ con la práctica se mejora hacerlos!

RELLENO

Ganache de chocolate

  • 150 g de chocolate negro en trocitos
  • 150 ml de nata líquida
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • una pizca de sal

Poner el chocolate en un cuenco refractario pequeño. Verter la nata y el azúcar en un cazo pequeño y calentar a al fuego hasta que el azúcar se disuelva y la nata rompa a hervir. Añadir la sal y verter la nata caliente sobre los trocitos de chocolate, dejando que se fundan. Eliminar los grumos removiendo y esperar a que se espese para su uso.

Receta de Annie Rigg.

DSC_0647b