Tarta de queso fría

Esta buenísima y tiene la ventaja de que no necesita horno. Es muy fácil de hacer  y es ideal para cumpleaños. A los niños les encanta.

Para esta receta de tarta de queso necesitaras.

2 paquetes de galleta tipo maría

100 gr de mantequilla ( temperatura ambiente)

400 gr de nata para montar

2 sobres de cuajada

500 gr de queso de untar ( tipo philadelphia )

Mermelada de fresas

PARA HACER LA BASE

Triturar las galletas hasta hacerlas casi polvo. Para ello usar una batidora o si no poner las galletas en una bolsa y golpearlas con un rodillo para romperlas. Mezclarlas con la mantequilla hasta formar una masa que la pondremos bien prensada en la base del molde. Meter en el frigorífico.

PARA HACER EL RELLENO

Calentar la nata en un cazo a fuego lento, incorporamos el azúcar y removemos. incorporamos el queso de untar y las cuajadas, que habremos diluido previamente en un poco de leche.

Removemos hasta su completa disolución. Cuando empiece a hervir ( es importante que hierva para que cuaje la tarta) apartar del fuego para que no se pegue.

Una vez conseguido el relleno, lo echaremos en el molde sobre la base de galleta. Lo dejamos en el frigorífico unas 6 horas aproximadamente  para que cuaje.

Para finalizar decoramos con mermelada de fresa. Desmoldamos y ya está listo para servir.

 

Anuncios

Mermelada de ciruela

ciruelas Las ciruelas son ricas en vitamina E, un poderoso antioxidante, que neutraliza la acción de los radicales libres. Además es rico en vitamina A, otro poderoso antioxidante que, entre otras funciones, protege del deterioro que el tiempo causa en el organismo. Cuida la piel, fortalece el sistema inmunitario y cuida la salud de los ojos. Tiene  también vitaminas del grupo B , que entre otras funciones, ayuda a mantener  agilidad mental y los nervios en buenas condiciones así como a regular el ritmo cardíaco.

ciruelas Tiene muchísimo potasio y no tiene sodio, lo que contribuye a eliminar líquidos corporales. Poseen muy poca grasa. Son ricas en fibra por lo que además ayudan a evitar el estreñimiento.

Además de comerlas crudas y de manera natural también se pueden consumir

  • En forma de mermelada
  • En tartas. Hay muchas formas de preparar una buena receta de tarta de ciruela
  • Como ciruelas pasas

Mermelada de ciruela

Aprovechando este momento de verano y que es época de ciruelas voy a hacer  mermelada de cerezas

ingredientes

  • 1 kg de de ciruelas
  • 500 gr de azúcar
  • Zumo de medio limón

Lavar las ciruelas, partirlas por la mitad y quitarles el hueso. hay que ponerlas en una cazuela con el azúcar  y el zumo de limón y dejarlo reposar durante una hora. Una vez transcurrido este tiempo hay que poner la cazuela a fuego medio y dejar cocer durante unos 40 minutos o hasta que coja la consistencia de mermelada. retirar del fuego.

Verter la mermelada en tarros de cristal previamente esterilizados y cerrarlos bien. Hacer el vacío.

Label_ThatsMyJam

handmade-with-love-label-1-600x400masonjarsPuedes encontrar un montón de etiquetas imprimibles en blog.woldlabel.com

 

 

El chocolate. Brownie de chocolate

chocolate

Cómo nos gusta  el chocolate. Es el postre del amor y los festejos. Para los aztecas era la bebida de los dioses. El chocolate contiene una sustancia que en cierto modo imita la sensación de enamoramiento, provoca una ligera euforia y reduce el estrés. También contiene cafeína. La historia del chocolate está estrechamente ligada a la colonización, a las luchas por el dominio de las rutas comerciales, a la esclavitud, al contrabando, a los mercados negros y al enorme éxito mundial y a la industrialización moderna.

El árbol que produce la baya del chocolate, el árbol del cacao, es autóctono de Centroamérica y Sudamérica.

Los aztecas y los mayas bebían chocolate mezclado con miel, vainilla y chile hace tres mil quinientos años. Quien no haya probado un poco de café con cacao en polvo y una pizca de cayena se pierde una auténtica delicia. El chocolate era la bebida de los soldados y de la élite social, pero también era de uso común en grandes festivales y celebraciones. Las bayas se utilizaban como dinero, así que el dinero crecía literalmente de los arboles. Cuando Cristobal Colon se topó con una canoa repleta de bayas de cacao descubrió que las utilizaban como moneda, pero de lo que no se dio cuenta fue de que el cacao contenía riquezas potencialmente inmensas en tanto que bebida y dulce.

Fueron les españoles quienes llevaron  a Europa el chocolate, que pronto adquirió un rico bagaje en luchas, leyes, desarrollo hortícola y contrabando.

La costumbre de beber chocolate se extendió por toda Europa. En el siglo XIX adquirieron más popularidad otras bebidas como el té y el café . El chocolate era muy dulce y el consumo era habitual entre niños y enfermos. Lo que evito que el chocolate cayera en desuso fue el hecho de que se convirtiera en un dulce. En Amsterdam Van Houten extrajo la “mantequilla” del cacao, lo cual propicio la invención de las barritas de  chocolate.Mientras la marca  Cadbury comercializó el chocolate con flores para potenciar el aspecto romántico del producto. En 1879, la casa Lindt dio con el proceso para producir barritas de chocolate de sabor más suave. Siguiendo el ejemplo de Ford, Hershey encontró la forma de mecanizar la producción . La producción de chocolate ha aumentado de las 100.00o toneladas de principios del siglo XX, a los dos millones y medio de toneladas.

El consumo de chocolate con un porcentaje de cacao superior al 65% lo mismo que las frutas oscuras y el vino tinto, mantiene baja la presión arterial, reduce el colesterol mejorando así el flujo sanguíneo y protege el corazón.

Un placer y una fuente de beneficios para el mundo entero.

” recetas y confidencias”

chocolate Brownie de chocolate

Ingredientes:

  • 150 gr de nueces
  • 150 gr de chocolate de cobertura
  • 3 huevos
  • 150 gr de azúcar
  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 70 gr de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 pellizco de sal
  • helado de vainilla
  1. caliente el horno a 170º. Parta las nueces en trocitos pequeños, pero no demasiado y reserve
  2. ponga el chocolate en trozos con la mantequilla en el microondas a temperatura muy baja dos o tres minutos, hasta que se haya diluido, o cocer al baño María. bata el azúcar y los huevos con la batidora. Añada el chocolate y la mantequilla y mezcle
  3. incorpore la harina junto con la levadura y la sal y mezcle con mucho cuidado. No en exceso, sólo hasta obtener una masa homogénea de color. Añada las nueces y mezcle con una espátula
  4. engrasar un molde rectangular bajito con mantequilla y enharine. Vuelque en él la mezcla e introdúzcalo en el horno, previamente caliente, durante veinte minutos aproximadamente, hasta que al introducir una aguja ésta salga limpia. Desmolde y corte en cuadraditos

brownies de chocolate

 

Macarons

DSC_0648

Los Macarons son las galletas tradicionales francesas. Crujientes por fuera y suaves por dentro.

Estos los encontré en una pastelería especializada en macarons en el barrio de Montmartre.

Originario de Italia, el Macaron pasó a Francia en el renacimiento a manos de Catalina de Medicis.

Al principio este dulce constaba de una única cara y después se sirvieron de dos en dos con relleno de mermelada,licores y especias.

En 1880 se empezó a crear el Macaron que conocemos en la actualidad  y a servirse  en los salones de te más chic de Paris.

 Van modificándose y evolucionando hasta ahora que se sirven las variantes más tradicionales como otras combinaciones más innovadoras de diferentes sabores; melocotón, lima, praliné, café, naranja, caramelo, avellana, champán, etcétera.

Los macarons cada vez tienen más adeptos y están más de moda en todo el mundo. Son tan irresistibles que no tendrás más remedio que repetir.

Los macarons son regalo ideal para un anfitrión exquisito. No te equivocaras. Ideal para cualquier sobremesa.

RECETA MACARON BÁSICO

Una vez que se domina esta receta, ya se puede crear casi cualquier combinación de colores y sabores.

  • 200 g de azúcar glas
  • 100 g de almendras molidas
  • 120-125 g de claras de huevo ( unos tres huevos)
  • una pizca de sal
  • 40 g de azúcar extrafino
  • una manga pastelera con boquilla de 1cm
  • 2 bandejas de horno, forradas con papel de hornear no adherente.
  1. Poner el azúcar glasé y  las almendras en un bol de robot de cocina ( o batidora eléctrica) y mezclar 30 segundos hasta que se amalgame todo. Reservar
  2.  Echar las claras de huevo en una fuente limpia y seca. Añadir la sal y batirlas a punto de nieve con las varillas o con la batidora eléctrica.
  3.  Seguir batiendo a media potencia mientras se  agrega el azúcar extrafino a cucharadas. Mezclar bien tras cada adición para asegurarse de que se incorpora del todo antes de la siguiente cucharada. La mezcla ha de ser compacta, blanca y brillante.
  4. En este punto ha de añadirse la pasta colorante empleada. Hundir un palillo en la pasta y remover en la masa, insistiendo hasta que el color se reparta bien.
  5. Con una cuchara grande de metal, incorporar la mezcla de azúcar y almendras a las claras de huevo.
  6. El preparado ha de quedar totalmente homogéneo y sin grumos; esto puede llevar 1 minuto. Cuando este listo,debería desprenderse de la cuchara para formar una masa fundida tersa.
  7. Llenar la manga pastelera y formar círculos del mismo tamaño ( de unos 5 cm de diámetro) en las bandejas de horno preparadas.
  8. Sobre la mesa de trabajo, elimine cualquier burbuja de aire del fondo de las bandejas con un golpe seco.
  9. Dejar reposar 15 minutos como mínimo y 1 hora como máximo, hasta que los macarons se asienten y formen una cáscara seca. No deberían resultar pegajosos y húmedos al tacto.
  10. Precalentar el horno a 170ºc.
  11. Hornear los macarons en el estante medio del horno, una bandeja cada vez, durante 10 minutos. La capa superior debería quedar crujiente y la de abajo seca. Dejar enfriar en la bandeja del horno.

Da para 40 bases, es decir, 20 macarons rellenos de tamaño regular.

4

 

consejos para triunfar

  • Pese con cuidado los ingredientes, téngalos a temperatura ambiente. Recubra bien las bandejas de horno con papel vegetal de hornear.
  • Es más fácil retorcer la manga justo por encima de la boquilla. Para rellenarla, se mete en el bol abierta por arriba y se vierte la mezcla directamente sin usar cuchara.
  • Si quiere asegurarse de que las bases son iguales, emplee un molde para galletas como guía. Dibuje 20 círculos iguales con el molde sobre el papel vegetal, vuélcalo del revés y deposite la mezcla sobre cada círculo.
  • Tras dar forma a los círculos y unos golpecitos a las bandejas, deje asentar los macarons crudos 15 minutos como mínimo y 1 hora como máximo, para que se sequen. Es un momento crucial si quiere que la superficie sea brillante y tersa y los macarons adquieran su característica base rugosa al salir del horno.
  • No hay dos hornos iguales, así que ajuste bien la temperatura, o si no,mueva la bandeja a mitad de cocción en el caso de que el horno caliente más por algunos sitios.
  • Una vez horneados, enfriados y rellenos, tape los macarons y déjelos reposar en el frigorífico o en un lugar fresco durante 30 minutos antes de servir.
  • ¡ con la práctica se mejora hacerlos!

RELLENO

Ganache de chocolate

  • 150 g de chocolate negro en trocitos
  • 150 ml de nata líquida
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • una pizca de sal

Poner el chocolate en un cuenco refractario pequeño. Verter la nata y el azúcar en un cazo pequeño y calentar a al fuego hasta que el azúcar se disuelva y la nata rompa a hervir. Añadir la sal y verter la nata caliente sobre los trocitos de chocolate, dejando que se fundan. Eliminar los grumos removiendo y esperar a que se espese para su uso.

Receta de Annie Rigg.

DSC_0647b

 

 

 

 

Montadito de tomate y queso con jamón serrano

fgh

Para hacer esta sabrosa receta para un entrante fresquito se necesita;

Ingredientes:

Tomate de ensalada grande

Queso curado

Jamón serrano en lonchas

Para la vinagreta ( 4 raciones )

Cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen, un limón, una cucharadita de azúcar, sal y perejil.

Se corta el tomate en rodajas y el queso también. Se alterna una rodaja de tomate y otra de queso y se termina con una loncha de jamón serrano. Todo a temperatura ambiente para potenciar la mezcla de sabores.

Para la vinagreta se mezcla el aceite con el Jugo de un limón, el azúcar, la sal y el perejil. repartir por todo el montadito y servir acompañado de unas hojas de lechuga o espinacas, rúcula, brotes… Lo que más os guste.

y ¡ya está! así de fácil, así de bueno.

 

Mousse de fresa con nata

<a href="//es.pinterest.com/pin/create/button/" data-pin-do="buttonBookmark" ><img src="//assets.pinterest.com/images/pidgets/pinit_fg_en_rect_gray_20.png" /></a> <!-- Please call pinit.js only once per page --> <script type="text/javascript" async src="//assets.pinterest.com/js/pinit.js"></script>

La primavera es sinónimo de fresas. Por lo menos para mi, la llegada de la primavera  siempre viene acompañada desde mi infancia a las fresas. Nosotros teníamos una pequeña huerta y cultivábamos fresas, entre otras cosas y recuerdo a mi padre decir “id a por fresas para el postre”. Eso era motivo de alegría pues es una época de calor, color e  inminente llegada de vacaciones. No hay nada mejor que una fresa recién recogida de la planta. ¡Sabe a golosina!

pues como estamos en esta estación tan preciosa y hay que aprovechar lo que la naturaleza nos regala  en esta época, os voy a dar una receta facilísima y buenísima de fresas.

Para cuatro personas  más o menos nos hará falta  1kg de fresas, azúcar al gusto y 2 láminas de gelatina.

Hay que triturar las fresas hasta hacer un puré, poner azúcar al gusto e introducir las láminas de gelatina ya hidratadas en agua y disueltas. Mezclar y esperar unas 3 horas hasta que esté espeso.

 Presentar en copas individuales con nata montada.

Es una receta ligera, fresca, vistosa, sana y sobre todo fácil de hacer.